ABOUT ME

I OFFER

MY BANK OF TIME

ACHIEVEMENTS

“El liderazgo según los jesuitas” y la IE

“Si, absolutamente de acuerdo con que la Inteligencia Emocional contribuye al desarrollo del liderazgo”; esta fue la contestación de Chris Lowney en su conferencia del pasado día 13 de noviembre en la Universidad de Deusto - San Sebastián; “Lo que no se es qué metodología se utiliza para desarrollarla […]”.

Chris Lowney ha escrito el libro EL LIDERAZGO AL ESTILO DE LOS JESUITAS. Las mejores prácticas de una compañía de 450 años que cambió el mundo y ha estado en Donostia con motivo del 50 aniversario de la ESTE, la facultad de CC.EE y Empresariales de la Universidad de Deusto en su campus de San Sebastián. En su libro, y en su conferencia, hace referencia a los condicionantes que marcaron el liderazgo de la Compañía de Jesús. Autoconocimiento, heroísmo, optimismo, amor, pensar en grande, red de relaciones…la pregunta era obligada “¿no tienen relación estos principios con la Inteligencia Emocional?, ¿la Inteligencia Emocional contribuye al desarrollo del liderazgo?”.

Los principios que guiaron a la Compañía de Jesús en su crecimiento, y que desarrollaron el liderazgo de sus miembros, tienen mucho que ver con la IE. Sólo basta hacer un breve repaso de estos principios y de las competencias emocionales.

  • Ordenar su propia vida” es el mandato de los jesuititas; conocerse a sí mismos como base de su liderazgo y que lo desarrollaron a través de sus ejercicios espirituales. Autoconocimiento es también la competencia base de las habilidades intrapersonales de la IE.
  • Heroísmo como misión personal, como forma de asumir la responsabilidad de cada persona, de ser flexible e innovador, de manejar adecuadamente los sentimientos, de ser sincero e íntegro. Esto nos indicaría a una persona que controla sus estados de ánimo, impulsos y recursos internos…una persona que ha desarrollado la autorregulación en el desarrollo de su inteligencia emocional.
  • Magis, el hecho de pensar en grande; motivación continua para conseguir logros que uno mismo no se podría imaginar; hacer suya la visión de la Compañía; compromiso, optimismo, motivación del logro. Automotivación como característica de las personas emocionalmente inteligentes.
  • Amor, entrega a los demás; trabajar para el otro, para un bien superior; amor al otro; orientación hacia el servicio, comprensión de los demás. En la IE estas características engarzan con la empatía, con la conciencia de los sentimientos y necesidades ajenas.
  • Quanplusimi et quan aptissimi, los mejores, todos los mejores para poder desarrollar la visión de la Compañía, crear una red de influencias, comunicación, catalizar los cambios, colaboración y cooperación…liderazgo. Todos estos principios quedan englobados en lo que Goleman denomina habilidades sociales.

Y es que los jesuitas pueden ser una organización emocionalmente inteligente, guiada por unos principios que hoy demandan en todas las organizaciones pero…¿fue la primera “coorporación” emocionalmente inteligente? Su éxito y sus principios así lo hacen ver y sin embargo ¿por qué tenemos que esperar que nos vengan de fuera para hacernos ver la grandeza de lo que tenemos en casa?