ABOUT ME

I OFFER

MY BANK OF TIME

ACHIEVEMENTS

Retiro Meditación Vipassana en silencio con Goenka (2)

vinilo-postura-de-yoga-meditacion-en-amar

He regresado de mi segundo retiro de Vipassana de diez días en silencio según lo enseña Goenka  en la Sierra de Gredos en Ávila que fue desde el 16 al 27 de Abril del 2014.

Tras mas de dos años y un intento fallido el año pasado todo fue sobre ruedas en esta ocasión incluyendo la posibilidad de compartir recorrido y coche con otras personas que lo hacían también.

Patricia y Andy hacían su aparición a las puertas de mi casa en Sevilla para llevarme directo a mi destino. Ambas trotamundos experimentadas de Cádiz e Irlanda que han recorrido mil y una aventuras y que al poco de comenzar el viaje íbamos descubriendo demasiadas coincidencias durante las mas de cinco horas de recorrido. El regreso fue con ambas  y Steffan, un chico francés con el que hicimos el camino de vuelta también.

La ida fue una inmersión de nuestro trio improvisado y varias paradas con música tecno incluida ya que Patricia es una fan de todo tipo de ritmos. Nos deleito con una amplio abanico de autores y bandas de diversas nacionalidades. Yo sabia lo que venia en los próximos diez días así que pensé que pasaríamos al abismo del silencio esa misma tarde y por tanto todo ese bullicio quedaría postergado tras el viaje a la mas absoluta calma.

El cursos se caracteriza por un aislamiento de tus hábitos cotidianos, incluyendo horarios, lectura, hablar, etc y sumergirte en el mundo de la meditación y el aprendizaje del dhamma con enseñanzas en audio del profesor laico de esta tradición Goenka. Las jornadas se prolongaban desde las 4 de la mañana hasta las 9:30 de la noche, con descansos, dos comidas antes de las doce del medio día según propone la tradición ininterrumpida desde Buda.

Según Buda, que tras mas de seis años de enormes sacrificios y llegar prácticamente a la muerte por la renuncia a cualquier forma de placer, descubrió que la ecuanimidad  permanece tras la ambivalencia y extremos de la dualidad y que ese era el camino que conducía directamente a la iluminación. Aun cuando el paso de gigantes que dio para ser mas flexible en el trato que daba en su vida a las tareas cotidianas, el retiro no deja de ser un fuerte contraste con las comodidades y comidas, por no decir las condiciones normales de comunicación hablada que se restringen para hacer mas concentrada la meditación.

Durante los diez días comienzas a darte cuenta que lo que Buda llamaba vida del hogar a vida sin hogar es un paso duro y que las jornadas de meditación prolongadas te traen enormes incomodidades cuando no dolores o rencores guardados que salen a la superficie cual corcho flotante en un mar intenso de conciencia.

Tal y como lo explica Goenka en sus instrucciones es como si una parte de la mente operara a la otra parte y para ello usamos la concentración que previamente hemos adiestrado durante los primeros cuatro días a través de la concentración en la respiración (Anapana) y que ahora a modo de bisturí va escaneando el cuerpo como si un anillo detector hiciera del cuerpo un constante subir y bajar para armonizar y dejar escapar nuestras impurezas. Como un escáner del cuerpo que ira purificando nuestros hábitos menos saludables y los traerá a flote para que después de haber aprendido a observar podamos usar nuestra ecuanimidad y dejarlo ir como algo que es impermanente y en la mayoría de los casos banal. 

En mi anterior retiro que ahora releo y tras algunas semanas después pude hacer un post, ahora recuerdo que era incapaz de hilar mas de tres frases seguidas en un articulo en los primeros días tras mi regreso. En esta ocasión me paso igual, desde que llegue el Domingo he intentado coger fresco las primeras impresiones pero se me escapan como si tomara agua con las manos abiertas.

Las primeras meditaciones de la mañana que se recomiendan por la organización como una forma de sostén del resto del día es un esfuerzo que bien vale estar atento. estaba ya despierto a las cuatro y lo tomaba todos los días con ilusión. Me duchaba en esos primeros treinta minutos, afeitaba y hacia la cama, cosa que se agradece cuando volvemos a algún descanso y pensamos lo agradable de recibirnos ya aseados y con la cama hecha. Algunos días, después de la meditación de la mañana me volvía a dormir al menos 30 minutos mas que me sentaban estupendamente.

Solo los primeros días dormí peor, aunque descansaba bien a intervalos y algunas luces de emergencia justo encima de mi cama. Por lo demás recomendable llevar tapones de los oídos aunque mi habitación se porto de maravilla con respecto a los ronquidos.

El Anapana o concentración en la respiración te produce mas dolor que cuando haces Vipassana así que muchos días el dolo era inaguantable, sobre todo el tercero y el cuarto. Los cambios de posturas constantes me hicieron llegar  a algunas conclusiones son respecto al dolor y los post anteriores que ahora intentare corregir.

Primeros cambios, aprendizaje y síntomas

En primer lugar he ido probando las diversas fases en mi progresión sobre la postura y finalmente me he inclinado por la postura Birmana de meditación, curiosamente de donde proviene esta tradición. Primero porque es una postura que se adapta mejor a la natural de las rodillas. La bisagra de las rodillas solo admite un movimiento y todo lo que sea forzar esta en medio loto una vez que con la edad perdamos fluidez en la articulación podría darnos problemas. también por mi propia actividad física y de Yoga. Es mi impresión y también como en esta cuestión hay una amplia gama de posiciones si te interesa simplemente compruébalo en meditaciones largas y sobre todo en la Vipassana. La posición de las manos también las dejo caer con los codos sobre los muslos y así logara que descansen absolutamente para evitar tensiones tras largas horas de posición estática.

Los dos Post al respecto sobre la postura y el dolor:

http://jorgemonedero.blogspot.com.es/2012/06/la-postura-en-la-meditacion-sentada.html

http://jorgemonedero.blogspot.com.es/2012/06/dolor-en-la-meditacion-sentada.html

Comunicación

Es interesante seguir observando como los vaso comunicantes entres diversos aprendizajes de nuestra cultura ya sea la propia Cristiana dominante como las practicas que he seguido de la tradición del Budismo Tibetano o Zem tienen una gran sintonia con los que ahora observas en las meditaciones.

Recuerdo en los Post anteriores que hacia alguna semejanza entre lo que en el Cristianismo se llama expiación de los pecado, que no era otra cosa que purgar tus pecados a través del propio sufrimiento. La meditación provoca sufrimiento, aunque en este caso al observar sabemos que se trata de lo que inducimos para después de la observación dejar partir y así encontrar el propio ciclo natural de la mente que genera un film infinito que nos hace ver la realidad como si fuera algo cierto sin valorar que puede haber una verdad tras esa aparente sensación de  permanencia.

No es fácil ya que la composición que se nos puede presentar es demasiado compuesta de partes e hiladas sin un contenido o fin pero que nos pueden seguir trayendo connotaciones sobre la necesidad de adorar Dioses, desear cosas y sobre todo esa sensación de querer salir cuanto antes del dolor.

Podemos pensar que la Vipassana no tiene bien solucionado algunos aspectos que la Mahayana ennoblece hasta la saciedad como es la adoración y las cosas imaginadas como medio y no como fin de obtener la liberación.

El Mahayana y el  Therevada

Mucho se ha hablado y poco se ha escrito sobre esta digresión de pareceres entre la la primera escisión del Budismo aun recién comenzada su andadura. Parece probable que la influencia en todos los casos del ámbito local dio al traste con las propias escrituras trasmitidas desde la muerte de Buda y la legitima trasmisión de maestro discípulo que los mas adiestrados arhats querían que no desapareciera.

Durante el retiro aparecen trazos sobre estas sutilidades y en algunos casos grandes rasgos sobre la técnica. Se podría hablar y escribir bibliotecas enteras a favor o en contra pero lo que es real en síntesis es que la mente es algo universal e inocuo, necesita impulso, motivación hacia cosas buenas, naturales que provoquen estados de paz y sabiduría. Que la ecuanimidad tal y como entendió Buda debía aplicarse sobre las sensaciones y de esta manera evitar las reacciones que tanto daño nos han causado. Este desorden en las reacciones se logra con buenas dosis de conciencia y con una plena capacidad de aplicar la ecuanimidad. Para llegar a esta etapa la técnica y el ejercicio es de vital importancia y de ello se extrae una certeza absoluta que esta practica de Vipassana es acertada. Por otra el propio documento historio y científico que se corresponde con la propia trasmisión de las enseñanzas del historio Buda.

Lo que no parece lógico es que se desprecie su valor histórico y se le mayor importancia a la capacidad de motivar la mente con un factor de deseo que se debió perder a la muerte del fundador ya que no podía impregnar de este valor de cercanía, de motivación en la presencia física del Buda.

Creo que ahí esta el filo de la navaja por donde debemos caminar para buscar la verdad. Los Mahayana hablan de las dos alas del Sutra y el Tantra. Por mi parte y dada la propia impermanencia de los fenómenos tan solo una apostilla por si alguien se le puede ocurrir motivar mas este factor.

También recuerdo que estudios científicos sobre el Midfullnes ya han probado que los pacientes hospitalizados mejoran su estado de salud después de someterse a ejercicios similares al de Vipassana.

Conclusiones

En primer lugar de un pequeño paso y sacrificio se pasa a un gran avance en la comprensión de la practica de la Vipassana. Te das cuenta de lo rápido que pasa el tiempo cuando no nos implicamos en nuestro mejoramiento y asumimos nuestros ritmos cotidianos, hábitos y deseos en una rutina.

Cuando entras en el retiro parece como si entraras en un bucle del tiempo donde no sabes por donde salir ni ver el final, poco a poco empiezas a ver como todo sigue siendo impermanente aun cuando los primeros días son lentos, muy lentos como cuando estas en una postura de meditación y no te mueves esperando el final, los segundos y minutos te parecen horas.

Apreciar mas como todo es impermamente, pasa y como la felicidad no puede depender de las circunstancias de lo que viene y lo que va. Siempre habrá una secuencias de momentos agradables y desagradables que difícilmente podremos superar sin una practica adecuada de observación.

Hay muchos mas componentes que deben ser tratados dentro del camino de la meditación, como por ejemplo la fe, la devoción y los factores llamados de la iluminación. Tras la lectura atenta de los sutras se puede apreciar que existen muchos aspectos que deben seguir tratándose para abundar aun mas en cual es el camino hacia la liberación.

La organización de Fundación Vipassana hace una labor impecable y absolutamente fiel al legado de Goenka y Buda en la trasmisión. Debe ser apoyada porque hace una misión única en la pureza de la enseñanza y su practica. Me siento absolutamente agradecido y mis meditaciones todos los días acaban con mis mejores deseos de su prosperidad.

http://www.es.dhamma.org